Tras 12 días de cierre, a las 20 horas del sábado reabrió sus puertas el casino Sun Monticello, ubicado en la comuna de San Francisco de Mostazal, luego de que el 2 de julio pasado se registrara una balacera que terminó con dos personas muertas.

A través de un comunicado, la empresa dio a conocer las medidas implementadas: 16 pórticos de seguridad en los ingresos a las salas de apuestas por los que deberán pasar las personas. En caso de que haya algún sospechoso, los guardias disponen de detectores de metales para identificar si, eventualmente, hay porte de armas. En cada uno de los portales habrá, al menos, dos vigilantes para chequear.

Otra disposición fue la inauguración de 100 botones de pánico que podrán ser usados por los jugadores para alertar a la administración en caso de que haya problemas. A esto se suma que se realizó un blindaje de vidrios en las cajas.

La empresa agregó que habrá puntos para que los guardias tengan una visión panorámica en altura.
El recinto recién pudo comenzar a operar hoy tras recibir una autorización de la Dirección del Trabajo. La firma acreditó el cumplimiento de requisitos de seguridad exigidos para brindar protección a los funcionarios y al público

/gap