“Ya se acabó el tiempo de apuntar al sector más conservador, ahora hay que ir en busca del centro político”, comentan desde el equipo del ex presidente Sebastián Piñera, reflejando lo que será el sello de la estrategia de campaña para la primera vuelta presidencial, luego de las elecciones primarias del pasado 2 de julio. Lo anterior debido a que en la primera etapa de su candidatura, el ex jefe de Estado apuntó al electorado más duro y conservador de su sector para captar votos.

Ahora el escenario cambió y fue el propio Piñera quien en entrevista con La Tercera, el sábado pasado, reconoció un giro en su campaña y afirmó: “Vamos a trabajar para buscar el alcance y la proyección de nuestra candidatura hacia el mundo del centro”.

En ese sentido es que el ex mandatario, junto a su equipo programático, ha potenciado la propuesta de crear una “red de clase media protegida”, la que, dicen, apuesta a conquistar a ese electorado garantizando a las personas condiciones para enfrentar ciertas contingencias.

En el entorno del ex presidente Piñera explican que como no pueden conseguir votos de centro “cediendo en temas valóricos”, debido a que ahí, sostienen, no hay espacio, sí lo hay para conquistar ese sector “enfrentando los temores de la ciudadanía”, que están principalmente, afirman, en cinco áreas: economía, salud, educación, jubilaciones y seguridad ciudadana. Las cuatro primeras las abarcaría la denominada “red de clase media protegida”.

/gap