El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) acudió hasta la Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones (PDI) tal como lo había anunciado, para interponer una denuncia por amenazas e contra el dirigente Rolando Jiménez.”Nuestra organización expresa su apoyo incondicional y total a Jiménez y solidariza con él en estos graves momentos, quizás uno de los más complejos que un activista LGBTI ha debido enfrentar en Chile en 26 años de lucha del movimiento de la diversidad sexual y de género”, precisó el Movilh.La denuncia se da luego del paso del polémico “bus de la libertad” que recorrió Santiago y Valparaíso en contra la transexualidad en los niños. Y además, la organización acusó que se ha difundido por redes sociales imágenes y declaraciones con injurias y calumnias “que vinculan a nuestra organización y a Jiménez con la pedofilia, sólo por el trabajo que él realiza para la promoción de los derechos humanos de las personas LGBTI”.El presidente del Movilh, Ramón Gómez, explicó que las campañas de odio de las que han sido testigos, “fueron comunicadas oportunamente al Ministerio Secretaría General de Gobierno, pero ésta no ha prestado ningún apoyo ni ha dado muestra de solidaridad alguna con la situación que estamos padeciendo”.Asimismo, indicó que junto a asociaciones de inmigrantes y la bancada de diputados del Partido Socialista, presentarán un proyecto de ley contra la incitación al odio, tras el polémico paso por Chile del “Bus del Odio”, en referencia al “Bus de la Libertad”.

/gap