Apple presentó el pasado junio su primer altavoz inalámbrico para el hogar. HomePod, que llegará a finales de año para competir con Google Home y Amazon Echo, dos dispositivos que se han consolidado en el mercado del Internet de las Cosas y que están teniendo un gran éxito.

Todavía está por ver si el altavoz de Apple tiene tan buena acogida como los de sus rivales más directos. Por el momento, hay una serie de diferencias y similitudes que pueden perjudicar y beneficiar a HomePod.

Entre las diferencias está el asistente virtual con el que funcionará HomePod. Siri será el encargado de dar vida a este altavoz y será compatible con el servicio de ‘streaming’ Apple Music. Los fans de Apple probablemente tengan claro qué aparato se van a comprar. No obstante, nuestra recomendación es ver cómo funciona HomePod y compararlo con sus competidores. Así no te arrepentirás de la compra que hagas.

Como acabamos de mencionar, HomePod no es el primer aparato de este tipo en el mercado, tampoco es el más inteligente, y mucho menos será el más barato. Viendo que actualmente existen otros dos rivales muy fuertes, Apple ha querido darle a HomePod otras capacidades más allá de un altavoz inalámbrico. De hecho, podríamos decir que ha sido pensado para ser algo más que un altavoz.

FUNCIONES DE HOMEPOD

HomePod es capaz de responder a nuestras preguntas, pero sobre todo ha sido diseñado para controlar otros dispositivos inteligentes de nuestra casa, como las luces o las persianas, y para funcionar como un reproductor de música.

El aparato viene equipado con sensores espaciales para ajustar automáticamente el audio en función de la estancia en la que lo coloquemos, con siete altavoces de agudos para reproducir sonidos de alta frecuencia con gran control direccional y dispone de un gran altavoz de graves (‘woofer’) para bajos limpios y profundos.

Apple “reinventó la música portátil con el iPod, y ahora HomePod reinventará cómo disfrutamos de la música sin cables en nuestras casas”, aseguró el vicepresidente ejecutivo de Marketing Global de Apple, Philip Schiller, el día de su presentación. Concretamente, HomePod es un cilindro de 17,2 centímetros de alto y 14,2 de radio. Su diseño es elegante y, al igual que Amazon Echo o Google Home, también se controla mediante comandos de voz.

ENFOCADO A REPRODUCIR MÚSICA

HomePod nos responderá si le hacemos una pregunta, reproducirá músicae incluso está capacitado para ‘adivinar’ lo que queremos escuchar si le pedimos “algo diferente” (para ello se basa en el histórico de canciones). Según varios expertos, Apple ha sido muy inteligente al lanzar su HomePod enfocado más como un reproductor de música que como un asistente personal para el hogar, ya que la tecnología de Alexa de Amazon o la de Google Assistant están un paso por delante de Siri.

El altavoz inteligente de Apple tiene seis micrófonos para que, independiente de donde esté situado, pueda recibir tus órdenes. Para que guarde tus gustos, simplemente tendrás que decirle “Hey, Siri, me gusta esta canción”, y además podrás consultarle dudas, realizar búsquedas a través de él, enviar mensajes, recibir noticias actualizadas y la información meteorológica.

El ‘pero’ que se le puede poner a HomePod es que solo es compatible con el sistema de ‘streaming’ de la casa, Apple Music, que actualmente dispone de 40 millones de canciones.

Una función muy importante de este dispositivo es que te permitirá controlar otros dispositivos inteligentes del hogar. Si te encuentras fuera de casa, podrás controlar el aparato a través de la aplicación Home del iPhone o iPad, una especie de control remoto que te puede ser muy útil.

AMAZON SIGUE SIENDO EL REY

Actualmente Amazon domina el mercado de los altavoces inteligentes. La compañía lanzó hace ya tres años su primer aparato de este tipo: Echo, del que a día de hoy se han vendido más de 11 millones de unidades. En diciembre de 2016 apareció a escena Google Home, el primer competidor para Amazon en este campo, y este también ha tenido una gran acogida.

Y el próximo mes de diciembre llegará a las tiendas el tercero en discordia, el HomePod de Apple. En un principio, saldrá a la venta en Australia, Reino Unido y Estados Unidos. Su precio en Norteamérica será de 349 dólares (unos 229 mil pesos chilenos) y cualquier iPhone posterior al iPhone 5S (incluido este) será compatible con él. Sin duda, un precio desorbitado, sobre todo si tenemos en cuenta el precio de sus rivales, mucho más asequibles.

Ahora solo queda esperar a ver si este nuevo dispositivo Apple triunfa o fracasa.

/psg