Álvaro Morata a pesar de ser pretendido por equipos como el Manchester United y el renovado Milan, fue otro el equipo que ganó la pulseada y que terminó quedándose con su carta.

Se trata de nada menos que el Chelsea, que acaba de coronarse campeón de la última Premier League, pero que pretendía potenciarse aún más, pensando en la Liga de Campeones de la temporada 2017-18. Así, el conjunto que dirige Antonio Conte desembolsó alrededor de 80 millones de euros para hacerse con el ahora ex delantero del Real Madrid, donde nunca tuvo cabida en el primer equipo.

“El Real Madrid CF y el Chelsea FC han acordado el traspaso del jugador Álvaro Morata, pendiente del reconocimiento médico pertinente. El club quiere mostrar su agradecimiento por estos años de dedicación y profesionalidad, y por su comportamiento ejemplar desde su formación en nuestro cantera hasta su trayectoria con el primer equipo”, señalaron desde el el cuadro merengue.

Por su parte, los ‘blues’ también confirmaron el acuerdo, indicando que “El Chelsea Football Club y el Real Madrid han llegado a un acuerdo para el traspaso de Álvaro Morata a Stamford Bridge. El traspaso está ahora sujeto a la negociación de los términos personales y al reconocimiento médico”.

Así, el elenco londinense quiere extender su hegemonía en el fútbol inglés con un atacante de lujo, además de poder volver a pelear la Champions, donde ya ganó la ‘orejona’ en 2012.

Por Ignacio Soto Bascuñán