A mediados del siglo XX cuando ya se iniciaba la era de la globalización de las telecomunicaciones, los rumores de avistamientos de ovnis comenzaron a esparcirse por todo el mundo. Cada vez se hacía más difícil silenciar o ignorar las voces que manifestaban haber sido testigos de la presencia de alienígenas o de al menos haber visto objetos extraños desplazándose por cielo, tierra y mar. Ante el creciente temor en la población de que esto pudiera representar una amenaza para la seguridad ciudadana, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) emprendió el proyecto Libro Azul con el pretexto de aclarar la situación, pero todo parece indicar que sus verdaderas intenciones eran otras.

Razones que motivaron el proyecto Libro Azul

Aunque oficialmente la motivación de esta misión consistió en investigar a fondo los indicios de la presencia de seres extraterrestres y verificar la veracidad de cada testimonio de los que manifestaban haber tenido contactos con estos seres, las verdaderas razones que motivaron este costoso proyecto fue el creciente descontento del alto mando militar estadounidense con los líderes políticos de la nación, quienes presuntamente habían alcanzado acuerdos de convivencia con los aliens, supuestamente entregando parte de la soberanía nacional sin tomar en cuenta la opinión de las fuerzas armadas ni incluirlos en las negociaciones.

Por las razones antes expuestas varios generales muy influyentes de la Fuerza Aérea y otros componentes militares formaron un comité multidisciplinario del más alto nivel, integrando a la CIA y a los mejores físicos, astrónomos, ingenieros, meteorólogos y ufólogos del mundo para investigar el alcance de las negociaciones, la frecuencia de vuelo de OVNIs en nuestro planeta y todo tipo de contacto que hubiesen tenido los alienígenas con humanos, así como sus propósitos e intenciones. En fin querían saber todo sobre los extraterrestres para determinar si el proceder de estos de alguna forma podría afectar sus intereses y simultáneamente recabar toda la información posible que les sirviera para presionar al gobierno para ser incluidos en los pactos interestelares.

Resultados del comité Robertson

El comité multidisciplinario que se conformó para dar viabilidad al proyecto Libro Azul estuvo dirigido por el doctor en física del Instituto Tecnológico de California H. P. Robertson y se reunió por primera vez en enero de 1953.

Desde ese momento estuvieron trabajando juntos entregados por entero a la misión, sin embargo después de casi dos décadas de operaciones, millones de dólares gastados y hasta un presidente asesinado, de quien se dice no quiso ceder a las pretensiones del comité y fue ejecutado como una muestra de fuerza y para dejar claro hasta dónde eran capaces de llegar, los resultados del trabajo del grupo Robertson que fueron publicados son más que cuestionables y solo dan muestras de que lograron sus objetivos personales y pasaron a formar parte de la élite que negocia los destinos del mundo a espalda de los intereses de las mayorías.

Entre las conclusiones más destacadas que fueron publicadas del proyecto Libro Azul tenemos las siguientes:

Libro-azul-extraterrestres Toda la verdad sobre los OVNIs al descubierto con el proyecto del Libro Azul-Indicaron que todos los testimonios recibidos sobre la presencia de ovnis podían explicarse de forma racional, con eventos naturales como nubes, estrellas fugaces, entre otros.

-Recomendaron que no se iniciaran nuevas investigaciones sobre el asunto dado que no valdría la pena invertir tanto tiempo y recursos en un tema sin importancia.

-Advirtieron que los individuos que insistieran en publicar datos, testimonios o cualquier tipo de información sobre la existencia de extraterrestres en nuestro planeta, debían ser puestos bajo vigilancia federal y posiblemente juzgados por alterar el orden e incitar a la subversión de las masas.

-Emprendieron una campaña mediática de ridiculización y descrédito con el apoyo de la compañía Walt Disney y otros famosos, para descalificar moral y psicológicamente a todo aquel que creyera que los aliens viven y visitan nuestro planeta.

Como vemos los grupos de poder solo trabajan en función de sus intereses, queda solo de nuestra parte hacer uso consciente de las herramientas que tenemos a la mano para defendernos y hacer valer la fuerza que tenemos como mayoría que somos.

/psg