Cerca de mil personas marcharon este mediodía por Concepción, pidiendo que la inducción al suicidio califique como delito, luego que una joven de 23 años falleciera el pasado martes tras lanzarse de un piso 13.

Los familiares acusan que la joven sufrió constante maltrato físico y psicológico en el pololeo y que esto desencadenó en el fatal desenlace.

Además, solicitan que este hecho no quede impune y sin culpables.La manifestación comenzó en la Plaza Perú, recorrió Avenida O´higgins y terminó en el frontis de la Catedral de Concepción, donde los adherentes desplegaron un lienzo con “Justicia para Antonia”.

/Soyconcepcion

/gap