José Cortés, vecino de la localidad sevillana de Villaverde del Río, lleva 14 años esperando que le arreglen su coche en un taller de este municipio, a donde lo llevó en enero de 2003 tras sufrir un accidente en San Juan de Aznalfarache (Sevilla).

Cortés ha explicado a Efe que en estos 14 años está viviendo «una auténtica pesadilla», tras sufrir un accidente que le provocó daños en varias partes del coche, un Ford Sierra, cuyo primer presupuesto en un servicio oficial de la marcha ascendía a casi 10.000 euros. Sin embargo, según su relato, le recomendaron acudir a un taller con piezas compatibles, por lo que llevó el vehículo a una empresa llamada «Hermanos Capdevilla», donde llevó su coche y recibió un presupuesto de 2.405,72 euros, que aceptó de inmediato, pactando la forma de pago, 2.000 euros por adelantado y el resto a la entrega del coche arreglado, unos 20 días después de entregar el dinero.

Sin embargo, asegura que, a pesar de que desde entonces comenzó a reclamar el arreglo y la entrega del vehículo, nunca se lo entregaron, hasta que recurrió a denunciar el caso a Consumo y la Guardia Civil, sin tener conocimiento nunca, según dice, de qué pasó con su coche.

/gap