El proyecto de ley sobre aborto no ha sido despachado por el Congreso, pero las reacciones se acumulan. El Episcopado, aparte de criticar a los diputados y senadores que han votado favorablemente la iniciativa, reclaman que el Estado está llamado a proteger la vida de los seres humanos indefensos. La opinión de los obispos está contenida en un documento “Con más fuerza que nunca promovemos el valor de la vida”, en el que cuestionan el proyecto de ley porque les parece un retroceso que instala y legitima en la sociedad chilena una discriminación injusta hacia seres humanos indefensos.
Mientras el Congreso y casi todos los abanderados presidenciales tomaban posición frente al aborto en tres causales, el ex presidente Sebastián Piñera se mantuvo al margen del debate. En Chile Vamos dicen que es una estrategia: su posición es conocida por lo que solo los partidos deben entrar a la discusión.
Por otro lado, el Tribunal Supremo del PR abre causa por votos de diputados. Instancia les solicitará un informe a Pérez y a Meza, quienes serán notificados el lunes. Meza no sufragó por estar pareado con el diputado René Manuel García (RN), mientras que Pérez se pareó con Gustavo Hasbún (UDI). En tanto, Chávez (DC), el único parlamentario que se abstuvo de votar, puso a disposición de la Junta Nacional del partido su repostulación. Esa instancia de la DC se reunirá el próximo fin de semana para ratificar, precisamente, a las cartas del partido que competirán en esos comicios.
La controversia también afecta al ministro secretario general de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, a quien se culpa directamente por el revés en el Congreso al no asegurar el quorum requerido. Eyzaguirre se defiende señalando que “teníamos tres votos más, que no ocurrieron como se nos había dicho”.

/GAP