En un 17,3% disminuyeron los accidentes de tránsito a julio de 2017 respecto de los siniestros ocurridos en igual periodo de 2016, según cifras entregadas por Carabineros.

Desde la institución explican que además se pudo observar que los índices actuales de siniestralidad y sus consecuencias han sido los más bajos de los últimos tres años.
Así, en lo que va de 2017, con cifras hasta el 16 de julio pasado, se han registrado 42.580 accidentes de tránsito, mientras en 2016, en la misma fecha, hubo 51.135, es decir 8.555 casos menos.

El balance también es positivo en cuanto a las consecuencias para las personas en este tipo de hechos, ya que se trata de la menor cantidad de muertos (866) y lesionados (32.437) desde 2013.

Estas cifras implican una disminución de un 9,8% en personas lesionadas y un 6,4% en los decesos.

El comandante Claudio Pizarro, jefe de la prefectura técnica y seguridad vial de Carabineros (OS-2), explica que el aumento de la cantidad de controles en las tenencias carreteras y la forma de focalizarlos ha sido clave a la hora de conseguir esta reducción de siniestros.

“Se han implementado muchos más controles, pero utilizando nuevos métodos. Se usa una georreferenciación temporal y espacial de los accidentes, de tal manera que los controles vehiculares se están realizando de acuerdo a la información estadística con que se cuenta y con análisis previos de la información”.

Pizarro agrega que se trata de “controles inteligentes” que se focalizan en los lugares de mayor riesgo. “Antes sólo se utilizaban estos métodos en la parte criminal, para prevenir delitos, pero ahora también los estamos utilizando en la prevención de accidentes”, señala.

/gap