Existe una tendencia mundial en el sentido de aumentar la edad de jubilación, dado a conocer por un estudio de la Federación internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones. Pero hay que considerar que el promedio de edad de jubilación de los países OCDE sigue siendo a los 64 años, eso significa inferior a la edad legal en nuestro país, en el caso de los hombres.

Nuestro país, es el que presenta la “Mayor Edad de Jubilación” de Sudamérica y eso no significa que las pensiones hayan aumentado, por el contrario siguen siendo paupérrimas, porque en mi opinión, no pasa por la edad, sino principalmente por lo bajo del porcentaje que se descuenta a cada trabajador obligatoriamente, que es sólo del 10% de la renta imponible, que definitivamente es insuficiente para obtener una pensión digna.

En Irlanda, Estonia y el Reino Unido, países que he visitado últimamente, se elevará la edad de pensionarse a 66 años en el año 2021 y luego al 2028.  En Estonia tanto hombres como mujeres pueden pensionarse a los 63 años.(menos de la edad legal para hombres en nuestro país) y en el Reino Unido, aumentará a los 68 años recién en el año  2027.

En Japón, actualmente la edad de jubilación es a los 60 años, recién ahora están pensando en aumentar a los 65 años. Que nos indica esto: que en Chile tenemos que modificar y solucionar temas pendientes con respecto a aumentar la cotización obligatoria, que también  el Estado se haga partícipe del Sistema previsional con aporte y no me refiero al pilar solidario, que para eso todos pagamos nuestros impuestos y es obligación que el Estado ayude a los más vulnerables y éste sea de cargo de los impuestos generales. El Empleador haga su aporte, y obviamente cada trabajador debiera obligatoriamente no sólo aportar el 10% sino que éste aumente mínimo un 4% o 5% ya que somos uno de los países que menos porcentaje se descuenta al trabajador.

Por cierto, que ya no es sostenible seguir postergando la obligación de que, todo trabajador independiente comience a cotizar. Aunque sea impopular, basta de dilatar ésta situación que después será otro lastre para el Estado, que todos pagaremos. Mientras no existan políticas públicas de trabajos, partiendo por el Gobierno de turno, es imposible aumentar edad de jubilación ya que sería más cesantía, y pobreza para ya los castigados adultos mayores y futuros pensionados.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap