El jueves pasado ingresó al Congreso un proyecto con 19 reformas a la Carta Magna. La iniciativa fue elaborada en reserva durante meses por un grupo transversal de diputados -desde el PS a la UDI-, buscando no solo morigerar el sistema presidencial, sino que modificar desde el Parlamento el principal texto legal del país.

Por los mismos días en que la Presidenta Michelle Bachelet anunciaba el envío de un proyecto para modificar el capítulo XV de la Carta Magna, estableciendo que será una Convención Constituyente la encargada de debatir los contenidos de la próxima Constitución, los diputados Cristián Monckeberg -presidente de RN-, Arturo Squella (UDI) y el ex presidente de la Cámara Baja Osvaldo Andrade (PS), todos integrantes de la Comisión de Constitución, se sentaron por primera vez a la mesa para buscar -de forma paralela- reformas “viables” y “abordables” a la Carta Fundamental.

/gap