Carlos Valderrama tiene dos sellos. Es imposible situar uno sobre otro. La exquisita pegada y la siempre atinada conducción del balón es el primer elemento. El otro, su melenuda cabeza, que lo hizo reconocible en el mundo entero.

Eso duró hasta hoy. El Pibe subió a su cuenta en Twitter una imagen en la que aparece junto a otro histórico del fútbol colombiano: René Higuita. La fotografía muestra a Valderrama con una apariencia diferente: con el pelo mucho más corto.

Lo que no cambia es la estrecha relación entre dos astros del fútbol sudamericano. “Encontrarme con mi hermano es siempre una gran alegría”, escribió el ex mediocampista.

pibe-valderrama

/gap