Tres meses después del lanzamiento del último buque insignia de Samsung, el Galaxy S8, la compañía surcoreana podría estar trabajando en la versión ultrarresistente de este ‘smartphone’. Una filtración ha servido para dar a conocer el aspecto exterior y las especificaciones internas de esta versión de su terminal estrella, llamada Galaxy S8 Active y que podría tener una batería de 4.000 mAh, según ha publicado Android Police.

No se trata de la primera versión ultrarresistente de su buque insignia lanzada por Samsung, que comenzó esta gama con el Galaxy S4 Active hace cuatro años. Al igual que el resto de los modelos anteriores, el Galaxy S8 Active se venderá exclusivamente a través de la compañía estadounidense de telecomunicaciones AT&T.

El ‘smartphone’ ha sido filtrado por un empleado de la marca en San Francisco (Estados Unidos) a través de un hilo de Reddit que fue eliminado y recogido más tarde por el portal Android Police. Como el resto de versiones Active de Samsung, presenta un diseño reforzado, especialmente en los bordes, que hace que el terminal sea más resistente ante las caídas, aunque eso hace que este modelo tenga un perfil menos fino que el S8 normal.

LAS CARACTERÍSTICAS DEL SAMSUNG GALAXY S8 ACTIVE

El tamaño de la pantalla del Galaxy S8 Active es de 5,8 pulgadas, idéntico por lo tanto al S8, aunque sin los bordes curvados típicos ya de la gama Galaxy S. La mayor parte del terminal está compuesta de policarbonato, mientras que los bordes están reforzados con un material metálico.

galaxy s8 active

La batería es otro de los aspectos más destacados del S8 Active. Para este modelo, Samsung habría escogido una batería de 4.000 mAh, más resistente que la de los modelos Galaxy S8 y S8+, de 3.000 y 3.500 mAh respectivamente -no obstante, resulta idéntica a la del S7 Active-.

Las características internas del teléfono ultrarresistente de Samsung se completarían con un procesador Qualcomm Snapdragon 835, Android 7.0 Nougat como sistema operativo, 4 gigas de memoria RAM y capacidad de almacenamiento de 64 gigas ampliables.

El ‘smartphone’ incluye también una cámara principal de 12 megapíxeles y otra frontal de 8. A diferencia de modelos anteriores de la gama Active, el último modelo desarrollado por Samsung no dispondría de una cámara operativa bajo el agua, y podría incluir también carga inalámbrica con el estándar Qi, según el citado portal.

Por último, en cuanto a los botones, Samsung ha incluido en el Galaxy S8 Active un botón de inicio -aunque mantiene los botones en pantalla-. A diferencia de modelos Active anteriores, el S8 no incluye un botón programable adicional, pero sí el botón de Bixby, el asistente virtual de Samsung, que el pasado día 19 se incorporó a los ‘smartphones’ de Estados Unidos tras solucionar sus problemas con el reconocimiento de voz en inglés.

Por el momento, no se conoce cuándo comenzará a comercializarse el Samsung Galaxy S8 Active ni cuál será el precio con el que se ponga finalmente a la venta desde AT&T.

/psg