A primera hora de hoy, el candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez- Ominami, viajará a La Paz, donde sostendrá a lo menos dos encuentros con el mandatario boliviano, Evo Morales, en Palacio Quemado.

La primera de estas citas, según indicaron asesores del ex diputado y tres veces candidato presidencial chileno, tiene como objetivo grabar parte del documental Hasta la victoria y más allá, que Enríquez-Ominami está realizando junto al director argentino Rodrigo Vásquez, para la cadena franco-alemana Arte.

ME-O entrevistará a Morales sobre la situación de la izquierda en Latinoamérica, tema que también espera abordar más adelante con los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Cuba, Raúl Castro. Como asimismo, en una serie de entrevistas con los ex mandatarios Rafael Correa, José Mujica y Cristina Fernández.

Sólo algunas horas después de ese encuentro, sin la presencia de cámaras de televisión, Enríquez-Ominami retornará a Palacio Quemado, para una segunda reunión con el mandatario boliviano. Esta vez en su rol de dirigente político y de candidato presidencial.

Será en ese momento en que Enríquez-Ominami tiene previsto proponerle a Evo Morales la idea de retomar el diálogo bilateral entre Chile y Bolivia por una salida al mar.

Enríquez aseguró que le pedirá al mandatario boliviano retirar la demanda que interpuso La Paz en contra de Chile ante La Haya en abril de 2013, para obligar a Chile a negociar de buena fe una salida soberana al mar. A cambio, en caso de llegar a la Presidencia de Chile, Enríquez bajaría la demanda que interpuso Chile contra Bolivia en el mismo tribunal internacional por las aguas del Silala.

“Pensando en el bien de los chilenos, le voy a expresar al Presidente de Bolivia que creo un error que de ir de La Paz a Santiago pasemos por Holanda. Estoy convencido de que es perfectamente posible un acuerdo distinto: que el presidente de Bolivia retire la demanda contra Chile ante La Haya (por el tema marítimo) y yo como futuro presidente de Chile me comprometo a retirar la demanda de Chile contra Bolivia en La Haya, tan simple como eso, que volvamos a una conversación directa, como adultos, entre los dos pueblos, que se necesita”, dijo Enríquez-Ominami a La Tercera.

Esta no es la primera vez que el abanderado del PRO se pronuncia a favor de retomar el diálogo bilateral ente Chile y Bolivia para buscar una solución a las aspiraciones bolivianas por una salida al mar. El tema ya lo había tocado en la campaña presidencial del 2009, cuando se declaró a favor de “dar acceso al mar a Bolivia”. Sin embargo, durante su segunda incursión presidencial, en 2013, cuando Bolivia ya había demandado a Chile, el tema estuvo fuera de la agenda de la campaña.

Recién en octubre de 2014, tras reunirse con Evo Morales en La Paz, Marco Enríquez abogó por dar a Bolivia un acceso soberano al mar. “Yo sueño con un mar que nos una y que no nos divida (…), un mar con soberanía (para Bolivia) es perfectamente posible”, dijo ME-O en esa ocasión.

Esta vez, sin embargo, el contexto en que hará esta proposición es diferente. La relación entre Chile y Bolivia se ha visto tensionada por los continuos intercambios de declaraciones entre el gobernante boliviano y autoridades chilenas, muchas veces a través de las redes sociales, con acusaciones y críticas mutuas.

En el entorno de Enríquez señalan que la propuesta que hará el candidato del PRO en La Paz generará polémica en Chile. Según las encuestas, el apoyo a dar una salida al mar a Bolivia ha caído significativamente en los últimos años, en parte por el tono de los mensajes y cuestionamientos de Morales a Chile. Pero también porque rompe en cierta medida el consenso que se había establecido entre los partidos de gobierno y oposición respecto de Bolivia tras la demanda interpuesta por La Paz ante La Haya.

/gap