La caída de un ascensor en el Cine Hoyts de La Reina durante este viernes, dejó 11 personas lesionadas, entre ellos 5 menores.

Pese a que en el hecho no resultaron lesionados, tal situación podría haber culminado con un desenlace fatal, lo cual despierta interrogantes sobre las responsabilidades y medidas tendientes a evitar accidentes de este tipo.

Según indica el Ministerio de Vivienda, entidad que regula esta área, “las consecuencias de un mal servicio, fallas o accidente pueden acarrear responsabilidades, tanto civiles como penales”.

Según la autoridad, quienes padecieron el accidente pueden interponer una denuncia en el Juzgado de Policía Local, sin necesidad de un abogado.

“Si se comprueban irregularidades, los instaladores, mantenedores y certificadores, arriesgan la suspensión o eliminación del Registro del Minvu, y multas a beneficio fiscal de entre 50 y 150 UF, dependiendo de la magnitud de la infracción”.

A su vez, de comprobarse que los propietarios del inmueble tienen responsabilidad, se arriesgan a multas de hasta 150 UF.

“En caso de perseguir responsabilidades penales, tendientes a resarcir el daño económico, físico o psicológico causado por una eventual falla o accidente, las acciones deberán interponerse ante los Juzgados de Garantía correspondientes, a través de un abogado, sin perjuicio de la investigación que eventualmente (tratándose de delitos), puede haber iniciado el Ministerio Público para determinar las responsabilidades que correspondan”, agrega la información.

En tanto, la gerencia de Cine hoyts emitió un comunicado público en que especifica que la empresa encargada de la mantención de los ascensores se encuentra elaborando un diagnóstico sobre las causas del hecho, intuyendo que se debería a un exceso de peso.

/gap