Un total de 15 años deberá pasar en la cárcel un guardia de seguridad que violó a su hija de 10 años de forma reiterada.

Según lo confirmado por la Fiscalía en el juicio, los hechos ocurrieron entre los años 2012 y 2013, en el interior del domicilio que compartía la familia ubicado en Villa Navidad y cuando el sujeto estaba al cuidado de la niña, mientras la mamá trabajaba.

Además, se expuso que el padre de la víctima la amenazaba con pegarle si contaba lo que él le hacía a alguien más.La hermana de la menor, quien estuvo presente en algunas ocasiones que el hombre violó a la pequeña, fue quien animó a la víctima de revelar la situación que se vivía en la familia.

En el juicio, el fiscal presentó los testimonios de la víctima, de la hermana, la madre y de los funcionarios de la Brigada de Delitos Sexuales de la Policia de Investigaciones quienes realizaron la investigación del caso.

Asimismo, también se relató sobre las lesiones físicas y daños emocionales que sufrió la niña, y que se confirmó con una sicóloga y el Servicio Médico Legal.

/gap