Animales y plantas siempre reaccionan de alguna forma a los variados fenómenos de la naturaleza, tanto los que tienen su origen dentro como fuera de la Tierra. Por eso la comunidad científica se pregunta qué harán las especies animales durante el próximo eclipse solar total. El conocido también como ‘gran eclipse solar americano’ tendrá lugar en EE.UU. el 21 de agosto y se dejará ver en todo el territorio del país por primera vez desde 1918.

Se trata de una “oportunidad única” de recopilar datos sobre el comportamiento de las especies. Los científicos se han dirigido a la gente de a pie para que colaboren en la recopilación de una información que consideran valiosa en el marco del proyecto llamado Life Responds (‘La vida responde’), el cual ha sido lanzado por la Academia de Ciencias de California.

Según explican los autores del proyecto, los animales responden a los cambios de luz y temperatura, y ello afecta a las especies nocturnas y crepusculares, cuyo mayor período de actividad es el amanecer y el atardecer.

Un eclipse solar puede provocar, como recuerdan los especialistas tras analizar casos anteriores, que los animales se despierten y realicen sus actividades habituales nocturnas o que “los pájaros dejen de cantar, las arañas pueden derribar sus telarañas y las ardillas se retiran a sus cuevas”.

Para participar en el proyecto Life Responds solo hay que descargar la aplicación móvil iNaturalist y desde ahí reportar los datos obtenidos sobre las reacciones de la flora y fauna al eclipse del 21 de agosto. A los usuarios de la aplicación se les propone que graben sus observaciones de animales o plantas 30 minutos antes del eclipse, durante el punto máximo del fenómeno y también 30 minutos después del mismo.

/psg