Estamos ante un remedio natural que nos ayudará a combatir la infección renal gracias a las siguientes virtudes: Las bacterias vivas del kéfir inhiben la adherencia de las bacterias a las células epiteliales del tracto urinario.

A su vez, el kéfir nos ayuda a estimular el sistema inmunitario para que podamos hacer frente a los patógenos.

El kéfir es el lácteo más digestivo que tenemos a nuestro alcance. Vale la pena introducirlo en nuestra dieta.

Aumentar la ingesta de vitamina C

La vitamina C nos permite fortalecer el sistema inmunitario para combatir las infecciones.

A su vez, algo tan sencillo como consumir naranjas o limones frescos nos ayudará a tener un organismo mucho más alcalino para tratar la infección renal.

Es importante que optes siempre por fruta y verdura rica en vitamina C antes que por los suplementos, ya que estos últimos pueden favorecer la formación de cálculos renales.

El perejil para la infección renal

El perejil, así como la infusión realizada con esta planta medicinal, nos permite limpiar los riñones, al elevar el flujo de la orina.

Gracias a ello, conseguimos eliminar las toxinas y microorganismos nocivos presentes en los riñones.

No dudes en tomar cada día un litro de agua, donde combinar la infusión de perejil junto con el zumo de un limón.

Descubre cómo usar el aloe para tratar la diabetes

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene ácido málico, muy apropiado para tratar procesos bacterianos como puede ser una infección renal.

Asimismo, también es interesante saber que nos va a ayudar a equilibrar los niveles de pH en nuestro organismo; de ese modo, evitaremos que la infección se propague.

Ajo crudo

Puede costarnos un poco, pero para que nuestra infección se cure mucho antes sería muy acertado que cada día nos tomáramos un diente de ajo en ayunas, con el estómago vacío.

Las propiedades antibióticas naturales de ajo no solo nos ayudarán a combatir lasbacterias, sino que, además, eliminaremos las toxinas y esos microorganismos perjudiciales que se alojan en los riñones.

El bicarbonato de sodio

Muchos pacientes con problemas de riñón crónicos toman cada día un vaso de agua junto con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Algo tan sencillo encierra en realidad múltiples beneficios:

Reduce la acidez de la sangre y la vuelve más alcalina.
Previene y trata infecciones renales.
Ayuda a hacer las digestiones.
Ayuda a que los riñones filtren mejor la sangre.

La manzanilla

El principal uso de la camomila o la manzanilla es aliviar cualquier problema asociado al sistema digestivo y urinario.

Es un remedio natural sin efectos secundarios que nos vendrá muy bien para reducir esa sintomatología asociada a la infección renal:

El malestar
Los vómitos
El dolor
La inflamación
Es. además. un relajante suave que nos permitirá encontrar más alivio en el día a día.

Asimismo, tampoco podemos olvidar que el tratamiento a base de antibióticos suele dejar algún que otro problema digestivo.

Por ello, sería muy conveniente que después de cada comida nos tomáramos una deliciosa infusión de manzanilla.

/psg