El ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, se refirió a la decisión del comité de ministros de las carteras medio ambientales de aprobar la construcción del Centro Integral de Residuos Industriales a cargo de la empresa Ciclo en la comuna de Til Til.

Eyzaguirre -que no forma parte de dicho comité- señaló que “sin duda es un tema muy difícil, en todas partes del mundo estos temas donde tienes que conciliar intereses del crecimiento, del emprendimiento con la calidad de vida de la gente… es muy difícil, porque son palos porque bogas o palos porque no bogas”.

En el caso de Dominga, se dijo que no estaban cumplidos los requisitos ambientales y se dijo ‘cómo era posible’, que este gobierno era anti empleo, anti crecimiento. Ahora sí se da el permiso entonces se dice que no nos preocupamos de la gente”, acotó.

“Para eso hay una institucionalidad que tiene que resolver”, sostuvo el ministro, enfatizando que “no hay duda alguna que es razonable que esa gente se preocupe, y si nosotros hubiésemos aprobado Dominga sin duda habríamos tenido una protesta muy fuerte, de mucha gente que creía que se le perjudicaba su medio ambiente”.

En esta línea, Eyzaguirre indicó que “aquí no hay cómo ganar. En esto hay que actuar conforme a la ley y no para hacerse populares”.

Por último, consultado sobre la advertencia del alcalde de Til Til, Nelson Orellana, quien amenazó con clausurar el relleno que recibe el 67% de la basura de la Región Metropolitana, el titular de la Segpres cuestionó si es que el edil “está obrando o no conforme a la ley”.

“Desconozco si eso está dentro de sus atribuciones, sospecho que eventualmente puede estar más allá de sus atribuciones”, finalizó.

/gap