El grupo Weichan Auka Mapu se adjudicó el ataque a un templo evangélico en la comuna de Vilcún.El fiscal de Alta Complejidad, Felipe González, confirmó que el ataque fue intencional.El templo “La Asamblea de Dios” resultó completamente destruido.

En el lugar se encontró un lienzo que pedía “libertad a los presos políticos mapuches”, en respaldo a uno de los hermanos Tralcal, imputado por la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay.La capitán de Carabineros, Jocelyn Geisser, comentó que “antisociales incendiaron esta iglesia, personas desconocidas que huyeron del lugar.

Tenemos antecedentes de testigos que dicen que lo hacían en un vehículo y por las características geográficas del sector no se pudo mantener más antecedentes”.

“Se constituye el fiscal, quien dispone que realicen los peritajes pertinentes de la Policía de Investigaciones. Se encontró una hoja de oficio que mantenía consignas alusivas a la causa mapuche”, agregó.

/gap