La muerte de Lissette, la menor que murió en un centro del Sename en Santiago, conmocionó a todo el país y puso en la mira el funcionamiento de la institución. Pero poco se ha hablado de lo afectada que quedó su hermana menor, de iniciales V.V, tras su muerte. 

Revista Paula publicó un reportaje en el que cuenta el difícil presente de la menor, también en un centro del Sename. Según la nota, la menor de 12 años se fugó cuatro veces del centro, una de ellas a causa de una agresión sufrida de parte de una de las funcionarias. Ha consumido alcohol y drogas en la calle. También sufrió un abuso sexual al interior del centro.

Juana, la madre de la niña, dijo: “La V.V Empezó a portarse mal en el hogar. Si ve en las noticias que hablan de su hermana, se derrumba, se siente mal, llora. Estoy preocupada por ella. No quiero que le pase lo mismo que a la Lissette”.

Las niñas fueron alejadas de Juana por la adicción que esta tenía al alcohol y los abusos sexuales que sufrieron de parte de su pareja. Sin embargo, según el reportaje, la mujer ha hecho un intenso trabajo de rehabilitación tras la muerte de Lissette. Pese a eso, aún no puede sacar a su hija menor del centro. “Quiero que me digan qué tengo que hacer para recuperarla. Ya no confío en ningún hogar. Un hijo siempre está mejor con la mamá, aunque solo comamos sopa de pan”, dice la madre al final del reportaje.

/Eldinamo

/gap