La frase “pasar Agosto” es netamente chilena y aún cuando compartimos el mismo idioma con naciones hermanas de América del Sur, ni los adultos mayores peruanos, bolivianos ni argentinos parecen temerle a este mes como ocurre en nuestro país.
Dicha frase agorera no es más que un mito muy antiguo que viene de la Colonia pues en ese tiempo se pasaba mucho frío y la gente vieja se moría de bronconeumonía y a los ancianos no les quedaba más que arroparse.
Como es obvio la frase sentenciosa sobre Agosto no puede venir del hemisferio norte, porque allá ésta es la época más cálida.
Antiguamente había otro refrán popular en Chile que decía: “Agosto lo enferma y Septiembre se lo lleva”. Los meteorólogos dicen que éste no es el mes más frío sino que es Julio y lo que pasa en este estigmatizado octavo mes es que tiene cambios de temperatura muy bruscos y tiene mayor variabilidad en la máxima, por lo que la distancia entre las temperaturas mínimas y máximas durante un mismo día es mayor en Agosto que en Julio.

Según la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, hay que desmitificar eso de “pasar agosto” y agrega que está bien el arraigo popular, pero los cuidados deben ser continuos en las personas mayores. Ha existido una relación entre enfermarse gravemente con las épocas del año en que hay más frío, lo que puede coincidir con agosto o julio y puede incidir en la aparición de patologías, especialmente respiratorias, pero no hay duda de que los cuidados en la gente de la tercera edad deben ser permanentes.
Lo que se necesita es un plan gerontológico y apuntar a la calidad de vida, al envejecimiento activo, a través de alimentación saludable y ejercicios; pensar positivamente; alejar los pensamientos tristes; combatir las bajas presiones que pueden estar asociadas con días grises o lluviosos y compartir ambientes lo más alegres y variados que sean posible.
Así pues, al iniciarse hoy el mes de Agosto, la idea es inyectarse unas buena dosis de humor, ánimo, de fe y de esperanza.

/gap