En tiempos de televisión bajo demanda, redes sociales y comunicaciones instantáneas, la velocidad de las conexiones inalámbricas en el hogar es una cuestión de enorme importancia. Muchas veces el Wi Fi parece ir más lento de lo habitual y esto puede deberse a que haya usuarios no autorizados usando la red.

¿Pero cómo averiguarlo?

Existen varias aplicaciones que permiten escanear la red y averiguar quiénes están conectados, para luego bloquear a aquellos que sean desconocidos. Fing, disponible en Android y iOS, es una de ellas (y además gratuita) que nos dice cuántos dispositivos se encuentran online, según explica el sitio especializado AndroidPit.

La aplicación provee la marca, dirección de IP local y dirección MAC de cada uno de éstos, de modo que es posible saber si hay algún desconocido que posiblemente sea un ladrón.

Pero ese es sólo el primer paso.

Cuando se tiene la certeza de que hay un dispositivo robando la conexión, es posible limitar su acceso escribiendo la dirección de IP del router en la barra de direcciones del navegador. Esto permite ingresar al panel de administrador del router y bloquear la dirección MAC del ladrón.

Otra opción es permitir que sólo dispositivos conocidos se conecten, proveyendo la dirección MAC de cada uno de estos, pero de esta manera se impedirá que los visitantes ocasionales se conecten a la red.

Además de Fing, existen otras opciones exclusivas para computadoras que utilizan Windows, para las Mac de Apple o para el sistema operativo Linux, así como algunas más polivalentes que pueden ser usadas en cualquier sistema operativo.

LEA MÁS: