“Que no me inscriban y yo veré qué hago después”. La frase la pronunció el diputado Ricardo Rincón ayer, durante el almuerzo de la bancada de la DC en el Congreso. Así, el legislador respondía a la insistencia de algunos de sus camaradas para que deponga su repostulación al Parlamento y ayude a solucionar la profunda crisis que enfrenta la colectividad, despejando el camino para que Carolina Goic continúe en su carrera presidencial con ese conflicto ya resuelto.

Pero Rincón no solo reiteró su negativa. Según varios de los presentes, acusó a Goic de querer “perjudicar” a los diputados del partido, junto con calificar la campaña de la abanderada como “muerta”. Además, aludió a la alternativa de recurrir a tribunales para defender su derecho a competir en las elecciones parlamentarias del 19 de noviembre. En su entorno dicen que el legislador tiene preparadas dos vías y que podría concretar ambas: recurrir a la justicia civil y/o al Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) en caso de que Goic y la mesa de la DC decidan no inscribirlo como postulante al Parlamento.

Durante la tensa jornada de ayer, en medio de numerosas conversaciones entre dirigentes de la DC y Goic para zanjar qué resolvería la senadora sobre su candidatura presidencial, Rincón se mantuvo en el Congreso, participó de la sesión en la sala de la Cámara y, durante la tarde, abandonó Valparaíso para trasladarse a su distrito en la Región de O’Higgins. Por esas horas, al interior de la falange circuló la versión de que finalmente se había logrado convencer al diputado, por lo que anunciaría que retiraba su repostulación. De hecho, el tema lo habría conversado directamente con dirigentes locales de la Sexta Región.

Sin embargo, en su entorno lo descartaban. Incluso, fueron varios los parlamentarios y dirigentes de la DC los que conversaron durante el día con Rincón para presionarlo a que declinara su candidatura, entre otros, el diputado Gabriel Silber y el jefe de bancada, Roberto León. Y en esos diálogos -que se suman a las gestiones realizadas por el vicepresidente Matías Walker, el senador Andrés Zaldívar y el secretario nacional, Gonzalo Duarte-, Rincón se resistía y reiteraba que no bajaría su repostulación. Además, les transmitió que no estaba dispuesto a “pagar el costo” y que tomar esa determinación implicaba asumir implícitamente una culpa por el caso de violencia intrafamiliar. Así, les dijo que Goic debía asumir la responsabilidad de decidir retirarlo de la nómina de candidatos.

La postura de Rincón termina complicando el diseño que estaba estudiando la abanderada del partido. En la DC dicen que Goic esperaba una señal de parte de la mesa, mientras que el resto de la dirigencia apuntaba a que fuera ella, con el respaldo de la directiva, la que tomara la decisión.

Además, en caso de que el legislador concrete una ofensiva judicial, en la DC admiten que el escenario interno se agudizaría, prolongando una crisis que terminará dañando o, al menos, opacando el despliegue de la campaña de Goic, si es que ella anuncia hoy que continuará en la carrera a La Moneda. “Me parecería absolutamente fuera de la normativa partidaria el que, sin ningún motivo o justificación, se tergiversara lo que categóricamente aprobó la junta”, dijo a La Tercera el abogado de Rincón, Carlos Castro.

Un elemento clave, no obstante, se sumaría durante la jornada. A oídos de Rincón llegó la información de que su ex pareja que lo acusó de violencia intrafamiliar, Carolina Hidalgo, contaría su versión ayer en la noche en Mega. Si bien al cierre de esta edición se emitió un reportaje que profundizaba en los detalles del proceso judicial en que se vio envuelto, la mujer no apareció en la pieza televisiva.

/gap