Guillermo Hoyos alaba constantemente a sus jugadores. Es parte de su manera de actuar, intentando que los futbolistas se sientan lo más a gusto posible, elevando también sus niveles de confianza.

“Tenemos jugadores de primer nivel. Algunos se bajaron del avión después de la Copa Confederaciones y vinieron a jugar. Tienen ofertas de todos lados y deciden quedarse acá. En el plantel tengo verdaderos monstruos del fútbol. Gente a la que admiro realmente”, dijo.

“Más de diez jugadores recibieron ofertas importantes. Todos se quedaron, salvo Felipe (Mora) y Gonzalo (Espinoza). Que llamen a Gonzalo Jara, a (Jean) Beausejour, a Johnny (Herrera)… Lolo (Lorenzo Reyes), que también tenía posibilidades, Matías Rodríguez, Gusta (Gustavo Lorenzetti), también, que pudo ir a Chapecoense… Todo eso nos valora como equipo”, aseguró también el adiestrador.

Además, valoró positivamente el nivel del campeonato chileno. Según su visión, éste se compone de “quince finales” y afirmó que “hay grandes equipos, grandes jugadores y grandes entrenadores”.

“No hay favoritos”, destacó. “Todos los partidos son extremadamente difíciles. Por eso no nos adelantamos y vivimos el hoy. Sólo pensamos en el próximo partido y no vemos más allá”, puntualizó.

Por lo mismo, aseguró que hay objetivos a largo plazo, pero que hay que ser mesurado para alcanzarlos. “Siempre estamos en la búsqueda. Uno se ilusiona con muchas cosas, pero hay que ir paso a paso, poco a poco”.

Finalmente, evitó criticar al arbitraje nacional por su comentado mal cometido actual. “Nadie se equivoca queriendo. Nunca hablé de los árbitros y no va a ser ahora. Hay que ayudarlos. Hay que interactuar para poder crecer”, cerró.

 Por Ignacio Soto Bascuñán