De acuerdo a la llamada “Ley antidíscolos”, aquellos que hayan pertenecido a un partido político y quieran presentarse como independientes deberán haber dejado de militar un año de la elección a la que postulan.

En el caso de que el PPD, el Partido Comunista (PC) y el Partido Radical (PR) no logren alcanzar la meta de 17.500 refichajes al 14 de abril —como se ha advertido—, se abrirá un proceso de disolución de dichos partidos, los militantes serán declarados independientes y 27 diputados y tres senadores no podrían repostular en la elección parlamentaria que se celebrará en noviembre de 2017.

Entre los “afectados” están el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), el senador Jaime Quintana (PPD) y las diputadas Camila Vallejo (PC), Karol Cariola (PC), Marcela Hernando (PRSD) y el diputado Guillermo Teillier (PC).

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO.

Con 8 mil militantes refichados a la fecha, el Partido por la Democracia (PPD) ve con angustia como el plazo de un año establecido por la ley de fortalecimiento de la democracia a los partidos políticos está cada vez más cerca. A dos meses y medio del plazo fatal, al PPD le falta más de la mitad del requisito y redoblan esfuerzos para seguir siendo un bloque legal y financiado por el Estado.

De ser disuelto, el Partido por la Democracia dejaría a 15 diputados y tres senadores sin posibilidad de repostularse en su escaño parlamentario debido a la ley antidíscolos.

/Eldemocrata

/gap