Dicen que uno de los motivos por el que los chilenos son reconocidos en Europa es porque se dedican a robar y pese a lo negativo de la estampa, hay varios casos de ciudadanos chilenos cometiendo este tipo de delitos en varios países del viejo continente.

Por eso tampoco es extraño el extenso reportaje que el principal diario holandés dedica este fin de semana a los lanzas chilenos, que en los últimos meses han protagonizado una ola de robos en varias ciudades de ese país.

La policía está investigando una ola de docenas de robos en Amstelveen en los primeros meses de este año. Siete chilenos han sido arrestados desde entonces. Ayer tres chilenos fueron condenados en Den Bosch que robaron viviendas de Brabant vacías. Fueron arrestados después de una salvaje persecución en febrero. Recibieron sentencias de hasta 24 meses en prisión”, dice el diario.

En su artículo, el medio explica como “trabajan” los lanzas chilenos y cuáles son sus hábitos. “Se desplazan por Europa y rara vez permanecen en un solo lugar durante más de una semana. Especialmente España está sufriendo los robos, porque los ladrones pueden hablar su propio idioma allí”, detalla.

En la misma línea se explica que los lanzas chilenos han existido durante décadas y son originalmente carteristas e incluso revelan que desde el FBI o Scotland Yard los han tildado de “los mejores ladrones del mundo”.

/gap