En la mesa directiva de la DC no ven con buenos ojos los acercamientos que ha tenido la oposición de la colectividad con el abanderado presidencial del Partido Radical, Alejandro Guillier, a quien incluso le entregarían una propuesta programática en marzo próximo, según aseguró El Mercurio.

Ante esta situación, la vicepresidenta de la falange Miriam Verdugo manifestó su molestia debido a que esto rompería la decisión interna de presentarse con un aspirante propio a La Moneda. “Nos parece lamentable que haya reuniones bilaterales con candidatos de otros partidos, ya que la Democracia Cristiana y todos los democratacristianos deberíamos alinearnos con los acuerdos tomados“, afirmó a Emol.

En ese sentido, agregó que “los acuerdos dicen que primero elaboremos un programa y luego elijamos a un abanderado que nos represente ante la ciudadanía a finales de año, en conjunto además con quienes son nuestros socios políticos”.

De todas formas, Verdugo precisó que si bien acordaron llevar un aspirante propio, “eso no quiere decir que seamos ciegos a analizar qué es lo que está pasando en el entorno político, pero nuestro acuerdo es tener un candidato con un programa”.

Por último, la dirigenta DC expresó que aún no deciden si participar en las primarias de la Nueva Mayoría fijadas para julio o llegar directamente con su carta presidencial a la primera vuelta, decisión que se tomaría en la Junta Nacional del sábado 4 de marzo