30 aviones y más de 1.200 personas de todo el continente se coordinarán para enfrentar una catástrofe simulada. Será eñ quinto ejercicio de este tipo y se desarrollará a fines de septiembre en nuestro país.

El comandante en Jefe de la FACH, General Jorge Robles, explicó que “cuando hay emergencias, cuando hay desastres, todos quieren ayudar (…) la idea de estos ejercicios es poder revisar estos protocolos centrados en lo logístico para poder dar las prioridades necesarias y llegar al lugar con los apoyos que se requieran de la mejor forma y en el menor tiempo”.

Por su parte, el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, destacó la importancia del trabajo de planificación ante una situación de catástrofe en la región y la cooperación entre países.

/gap