El pasado 7 de agosto, a través de un documento llamado “antecedente administrativo” (AD), la Corte Suprema volvió a referirse a la iniciativa del gobierno que creará más de 100 nuevos notarios y conservadores en el país.

En el escrito, la mayoría de los ministros rechazó la solicitud realizada por la asociación gremial que los agrupa de pedir explicaciones a los tribunales de alzada del porqué emitieron informes favorables a la creación de estos cargos.

Sin embargo, el juez Carlos Aránguiz, que fue postulado al cargo durante la administración de Sebastián Piñera, opinó que la petición era razonable y fue más allá: pidió que los tribunales de alzada indicaran si recibieron visitas del ministro de Justicia, Jaime Campos, ya que esto podría afectar la independencia del Poder Judicial si es que pidió la aprobación de la medida.

“La disidencia del ministro señor Aránguiz se apoya, también, en su parecer de haber extendido la diligencia pedida a fojas 183 a consultar a las cortes de Apelaciones sobre la manera en que el Ministerio de Justicia se dirigió a cada una de ellas para recabar los informes antes aludidos y si, además del oficio correspondiente, recibieron la visita del ministro del ramo requiriendo la aprobación de la solicitud, lo que, a su juicio, podría afectar la independencia de las cortes”, señala el documento del máximo tribunal. Sin embargo, no se pudo ejecutar, porque la mayoría de ministros (10 votos contra siete) no aceptó solicitar los informes que fueron enviados a Justicia.

El origen de esta resolución data de fines de julio, cuando la Asociación de Notarios envió un oficio a la Corte Suprema solicitando que se pronunciara sobre la pretensión del Ejecutivo de designar estos cupos.

A través de una declaración pública, el máximo tribunal cuestionó que existieran razones técnicas tras esta decisión y envió una carta al Ministerio de Justicia dando a conocer su “preocupación”, porque se enteraron de la medida sólo a través del escrito de la entidad gremial.

Ya hay antecedentes de que Jaime Campos realizó visitas a los tribunales de alzada en regiones. Así quedó constancia en el oficio que la presidenta (S) de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, Teresa Inés Mora, envió al secretario de Estado por esta materia el pasado 20 de junio.

El escrito indica que “de acuerdo a la reunión sostenida el día jueves 15 de junio del año en curso con Us. y el tribunal pleno de esta corte, en lo relativo a la creación de nuevos cargos de notarios y conservadores, se le comunica los siguientes requerimientos”. A continuación, se detallan ocho puntos sobre los cargos a crear en la región.

Evaluación de notarios

El miércoles, además, ocurrió una reunión clave en la Asociación de Notarios y Conservadores.

En esta cita se acordó que se van a explorar las opciones que están disponibles para objetar el decreto con que Justicia creó estos cargos. Según trascendió, entre los caminos que se barajan está acudir a los Tribunales de Justicia o a la Contraloría.

Desde la asociación indicaron que se encuentran “en permanente evaluación de los pasos a seguir”. Los notarios se hallan trabajando en esto con el abogado Juan Carlos Manríquez.

En tanto, consultado el Ministerio de Justicia, indicaron que “nos quedamos con la carta enviada por el pleno de la Corte Suprema, relacionada con este tema, la cual será contestada por los canales formales”.
Respecto de las aprensiones del ministro Aránguiz no emitieron declaraciones.

El diputado PS Leonardo Soto manifestó que el cambio es necesario y que no se ha podido modificar el actual sistema “por un lobby gigantesco que ejerce la Asociación de Notarios de Chile, que es una institución que defiende sus intereses, que es muy poderosa, y también la resistencia del propio Poder Judicial, que siempre ha mirado con desconfianza que se le prive de atribuciones como las que hoy ejercen, porque ellos son los que designan las ternas de los notarios. Creo que hoy esta iniciativa nuevamente está enfrentando obstáculos”.

/gap