En 2014 Rocío Marengo apareció en la versión argentina de la revista Playboy y pese a que han pasado los años, esta semana comenzaron a circular nuevamente en Chile, pero vía WhatsApp.

“Son fotos de hace tres años atrás. El martes muchos amigos me mandaban mensajes y me decían, ‘Ro, qué pasa con esas fotos que se filtraton'”, contó hoy a LUN. Pero de filtradas, nada. Las fotos ya se conocían hace raro, así que a ella se le pasó el susto de haber podido ser víctima de un hacker, como le pasó a Karen Bejarano.

De todas formas, ella defendió esa sesión de fotos (antes había hecho otra): “Son actividades que igual ayudaron a que yo esté donde estoy ahora. Estoy contenta por esa sesión. En su momento Playboy me abrió muchas puertas (…) aparecer en ese medio te da una chapa especial, un renombre”.

Aquí están las tan comentadas fotos:

/gap