David Pizarro aceptó la derrota ante San Luis atribuyéndoles el mérito correspondiente. Sin embargo explicó que el terreno de juego influyó en la forma de jugar en la U: “hay que dar mérito a un rival que jugó bien, pero la cancha no nos permitió hacer nuestro juego”.

“El terreno nos llevó a exagerar en los lanzamientos, yo caí en lo mismo de querer llegar rápido al área porque a veces era imposible tocar cinco veces seguidas”, explicó Pizarro.

A pesar de los dichos sobre el terreno de juego, el volante dijo lo siguiente: “es de mediocre si le echamos la culpa a la cancha, San Luis es un rival complicado, más aún si conocen la cancha de memoria”.

/gap