En varias oportunidades el mandatario del Gobierno socialista de Venezuela ha cuestionado la información que divulgan medios internacionales, acusando a algunos de ellos de promover una campaña de desprestigio a su gestión con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos.

“Yo quiero a CNN bien lejos de aquí. Yo quiero a CNN fuera de Venezuela, fuera”, afirmó Maduro durante su programa semanal de televisión, sin precisar acciones concretas.

Una semana atrás, una estudiante de educación media comentó al presidente las necesidades de su escuela estatal y las denuncias fueron transmitidos en vivo durante su programa.

“Algunos medios como CNN trataron de manipular” esos comentarios, dijo Maduro, sin elaborar en detalle su crítica a la información que difundió este medio estadounidense.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (AFP)

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (AFP)

La amenaza del mandatario se produce horas después de la retención por unas horas de un par de periodistas brasileños y dos activistas venezolanos, por parte de la policía política de Venezuela, tras visitar una obra asignada a la empresa brasilera Odebrecht, denunció la organización independiente Transparencia Venezuela en un comunicado.

Los corresponsales habrían sido expulsados del país el domingo, dijeron medios locales y grupos de derechos humanos.

Leandro Stoliar, uno de los periodistas brasileños a quien le ordenaron dejar Venezuela por su trabajo (@LeandroStoliar)

Leandro Stoliar, uno de los periodistas brasileños a quien le ordenaron dejar Venezuela por su trabajo (@LeandroStoliar)

El Ministerio de Información no respondió de inmediato a una solicitud de más detalles sobre ambos casos que hizo Reuters.

En su programa dominical, Maduro se comprometió a culminar las obras que tenía la constructora Odebrecht, sumida en un escándalo por una trama de corrupción en varios países de la región.

El presidente respaldó el domingo la investigación que lleva adelante la Fiscalía venezolana por presuntos sobornos que habría pagado Odebrecht, sin mencionar el incidente con periodistas del país vecino.

Con información de Reuters