La tecnología ha abierto, para muchos, una amplia gama de oportunidades no solo en la comunicación sino en la forma en que se disfruta del sexo y de cómo se experimenta el placer sexual. Al punto, que hoy es parte importante de la alcoba de una pareja.

Según datos recolectados por la  Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de Vida, la intimidad erótica ha sido sustituida por las nuevas tecnologías. Dispositivos como los teléfonos inteligentes o las tabletas están cada vez más presentes en los dormitorios.

Estos distraen más de lo que se piensa  ya que se tiene  al alcance de la mano y de una forma cómoda, redes sociales y todo tipo de contenidos lo que implica que cada vez se practique menos sexo. Además, la pornografía es más accesible lo que para muchos sirve como sustituto del sexo.

Placer al alcance de un botón

Sin embargo, no todo en la tecnología es negativo, también puede ser un elemento afrodisiaco para el placer sexual de la pareja. Por ello te damos tres ejemplos de esto:

1. Condón digital. Creado con investigadores de la Georgia Tech University  en Estados Unidos, es un juguete erótico que proporciona pequeños impulsos eléctricos para provocar un mayor placer en las relaciones sexuales.

2. Ropa interior. Esta prenda permite a las parejas  interactuar físicamente a distancia. Creada por la empresa Durex,  es un “simulador” de contacto físico que utiliza ropa interior con pequeños vibradores y un app para smartphones para que el “sexo remoto” sea una realidad

 3. Klic-klic. Usa tecnología Bluetooth e Internet. Interconecta dos prototipos que reproducen los órganos sexuales femenino y masculino para transmitir impulsos sensitivos y movimientos de sus respectivos usuarios. Además cuenta con una red social propia, por la que los que se pueden conectar e iniciar una sesión, estén en el lugar que estén.

 Recuerda que en la sexualidad todo está permitido siempre que exista respeto y confianza.

/gap