Una joven identificada como Macarena de 23 años fue encontrada muerta en el interior de su residencia, el fallecimiento podría deberse a la intervención a la que se sometió horas antes para inyectarse silicona industrial en las caderas.

“Se le realizó un reconocimiento externo, apreciándose en la región de uno de sus glúteos dos punciones intramusculares, que a la palpación denotaba una dureza circundante.

No se observaron otras lesiones externas evidentes”, informó el personal de detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, por medio de un comunicado a La Estrella de Iquique.

Los uniformados realizan las investigaciones para concluir a qué se debió la muerte, hasta ahora se maneja que la transexual que tenía como nombre de nacimiento Cristopher Salas Cofré podría haber sufrido un shock anafiláctico o choque alérgico.

Por su parte, se conoció que la intervención la realizó una joven de origen ecuatoriano que se dedica a realizar cambios estéticos de forma casera, quien será contactada por la policía como lo dispuso el fiscal de turno.

/gap