Un mes más pesimista y con un cambio negativo de tendencia mostró el Índice de Percepción de la Economía (Ipec), de GfK Adimark, y que mide mensualmente la confianza de los consumidores.

Luego de cuatro alzas consecutivas, la confianza de los consumidores retrocedió 0,9 punto en enero, totalizando 39,2 puntos. Con este resultado, se interrumpe la tendencia alcista que venía mostrando desde agosto pasado, mes en que registró un mínimo histórico que no se veía desde el año 2002.

Así, se cumplen 32 meses en que el indicador ha permanecido en terreno pesimista. Es decir, bajo las 50 unidades.

Según explica Roberto Méndez, presidente de GfK Adimark, en el mes de enero se concentraron distintas malas noticias y que, dado este escenario, una caída era esperable.

Las “malas noticias”

A nivel macroeconómico, el mes estuvo marcado por la salida de Chile del acuerdo TPP tras la decisión de Estados Unidos; la caída del dólar en $23,2, desde los $671 hasta los $647; el alza del precio del cobre en 7,6%, siendo cotizado en US$ 2,69 la libra, y la disminución en las proyecciones de crecimiento del PIB chileno. También se conoció que en 2016 la economía habría crecido solo 1,5%.

Para los consumidores, enero ha significado un mes de inflación. Según informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) la semana pasada, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero llegó a 0,5%, superior al 0,2% que esperaba el mercado.

En el Ipec, la percepción de inflación llegó a 44%. Ello, en respuesta a la pregunta “¿Cuánto cree usted que subirán los precios de las cosas dentro de los próximos 12 meses?”, y contando el porcentaje que contesta “mucho”.

A esto se suma que el país entró en un ambiente de conmoción debido a los incendios, dice Méndez. Los sectores más afectados fueron el agropecuario-silvícola, el manufacturero, hoteles y restaurantes.

Peor percepción de “situación actual”

Al descomponer el Ipec por subindicadores, se observa que cuatro de ellos presentan bajas. La caída más importante se presenta en el subíndice “situación actual del país”, que pasa de 36,7 a 34,6, una baja de 2,1 puntos. La “situación personal actual” pasa de 38,1 a 36,7, una caída de 1,4 unidades.

“La estabilidad del país en los próximos 5 años” también retrocede, de 30,0 a 28,8 puntos, y la “expectativa económica del país a 12 meses”, que va de 46,1 a 45,7 unidades.

Por otro lado, el único subindicador que presenta un alza es “la situación de compra de artículos para el hogar”, que sube levemente de 49,8 a 50,2, un incremento de 0,4 punto.

“La confianza de los consumidores interrumpe la recuperación que se venía observando de forma continua desde el mínimo de agosto. Esta interrupción se explica, en buena medida, por el aumento de una percepción negativa sobre “la situación actual del país”, más que de las expectativas de mediano y largo plazo”, finaliza Méndez.

/economia y negpoocios

/gap