Una extraña enfermedad que ataca principalmente a niños menores de cinco añostiene alarmados a los habitantes de los municipios de Hidalgo y Mina, en Nuevo León, donde se tiene reporte de la muerte de al menos tres niños que presentaron los mismos síntomas.

Se tiene la sospecha de un cuarto niño de 10 años que murió el mismo día que cayó enfermo, pero los padres no han querido dar mayor información ni hacer público el caso.

Un quinto niño logró salvar su vida luego de que al primer síntoma fue llevado a Estados Unidos para su atención. Pero después de practicarle 700 exámenes, como aseguró su madre, no pudieron saber qué lo había enfermado.

Los papás de los menores señalan que antes de morir, sus hijos presentaron erupciones rojas en la piel, fiebre, dolor abdominal y en sus últimas horas problemas para caminar.

Aldo, quien falleció en febrero pasado, fue el primero en registrar los síntomas, pero sus padres se han negado a dar más información del caso. Sólo se sabe que el diagnóstico de los doctores es que lo había picado una garrapata.

/gap