Minutos de terror se vivieron este lunes en el Tribunal de Garantía de San Bernardo, luego que un recluso, identificado como Leonardo Azagra (25), logró ingresar con un cuchillo al recinto, con el que atacó a un gendarme, pese a estar esposado.

Todo comenzó alrededor de las 12:15 horas de este lunes, cuando el individuo –catalogado como “altamente peligroso”- pidió permiso para ir al baño, ubicado en el sector de los calabozos, en el tercer piso del tribunal.

Según relató el comandante de Gendarmería, Alejandro Troncoso, el guardia accedió a la petición, dejando libre una de las manos de Azagra. Es en ese momento cuando el recluso extrae un arma cortante y lo ataca cortándole el rostro. Además, extrajo la pistola de servicio del funcionario, con la cual, posteriormente, amenazó y tomó como rehén a un juez, que se encontraba en una Sala de Audiencias.

El recluso, junto al magistrado, bajó por los tres pisos del recinto por las escaleras y salió al exterior, disparando al aire. De acuerdo al relato de Troncoso, el personal de Gendarmería se retrajo para permitir la salida del recluso, con el objetivo de resguardar a las personas que estaban en el lugar.

“Se cumplieron todos los protocolos de seguridad que tiene establecido Gendarmería. En esta situación en particular y antes de entrar a la sala, insistentemente el interno solicitó al funcionario pasar al baño y bajo nuestro protocolo, ante una necesidad biológica de un ser humano, se accede a la petición”, afirmó Troncoso.

Ya en las afueras del recinto, Arzaga dejó al juez y detuvo un colectivo que estaba en el sector, golpeando al conductor con el arma y haciendo descender a los cuatro pasajeros que estaban en su interior.

De esta manera huyó del lugar sin conocerse, hasta ahora, su paradero. El comandante reiteró que en la revisión a la que son sometidos los internos que ingresan a tribunales “se le hacen al menos dos o tres revisiones durante el proceso, desde que salen del establecimiento (penitenciario) hasta que están en la audiencia”.

A pesar de lo anterior, no se encontró el arma cortopunzante que utilizó Arzaga para atacar el gendarme, por lo que anunció que se realizará un sumario administrativo para poder establecer responsabilidad de lo sucedido.

Fuente: Emol.com

/gap