La versión 182 del Superclásico del fútbol chileno tendrá lugar en el Estadio Monumental. Recinto en que Universidad de Chile no sabe de victorias hace 16 años, pero que actualmente, según el estratega del cuadro universitario, Ángel Guillermo Hoyos, los pilla en un buen momento para intentar romper de una vez por todas dicho maleficio.

“Los dos equipos tienen condiciones extraordinarias, uno está agradecido y bendecido por tener la oportunidad de representar este tipo de espectáculos. Esperamos poder contrarrestar su fútbol y explotar el fuerte de nosotros que es el trabajo colectivo. Puede haber una individualidad que sobresalga, pero para nosotros el trabajo en equipo siempre es lo más fuerte que tenemos”, apuntó el DT trasandino.

En la misma línea, el ex seleccionador de Bolivia, hizo hincapié en lo trascendental del juego, pues más allá del mal arranque de Colo Colo, en este tipo de partidos se juegan más cosas en cancha. “Hay que estar constantemente preparados para sacar un buen resultado. Al igual que nosotros, ellos son un club grande y los grandes se enfrentan de tú a tú”, añadió.

Sobre la relación con la hinchada, el estratega señaló que “Cuando los jugadores se entrenen para ganar generan un sentimiento y vínculo con los hinchas. Con eso te vas identificando y hay una comunión entre ellos. No cualquiera lleva 37 mil personas. Es un momento muy especial entre los jugadores de jerarquía que hacen que el hincha se enamore”.

Finalmente, el estratega confesó que para él la presión del reducto no debe ser tema de preocupación, pues “el hecho de que se juegue con 40 mil personas nos hace privilegiados, ya sea con alientos en favor en contra. Lo principal es saber lo que tú eres, a partir de ahí incide, pero a mi me gusta jugar así, a estadio lleno”, afirmó.

Por Ignacio Soto Bascuñán