Bloqueo crediticio, millonarias donaciones, austeridad y desigualdad ante la ley. Estos han sido los conceptos que han marcado las conferencias de prensa de los candidatos presidenciales en los últimos dias.

Luego de que el lunes terminara el plazo otorgado por el Servel para inscribir las candidaturas de cara a los comicios del 19 de noviembre, los abanderados comenzaron desplegarse en terreno y organizar sus cuentas para dar rienda a la campañas presidenciales.

Sin embargo, surgió una piedra de tope para algunos: el financiamiento electoral.

EL “BLOQUEO” 

El primero en denunciar el complejo escenario fue el candidato del bloque Fuerza de Mayoría, Alejandro Guillier, quien aseguró que el BancoEstado decidió no otorgarle un crédito para financiar su campaña y comparó su situación con la vivida por Barack Obama en 2008.

“Lo aceptamos como una señal de que no tenemos fiato con los grupos de interés, los grupos de presión, los intereses macroeconómicos. Nuestros corazón está más obviamente en la pyme, el mediano y pequeño empresario más que en los grupos grandes económicos”, dijo el senador.

Tras las acusaciones de Guillier, BancoEstado declaró que existe una norma legal “que sanciona con la cesación en el cargo a los parlamentarios que celebren contratos con el Estado”.

Y explicaron que “por razones de prudencia y para los efectos de no perjudicar a ningún parlamentario, BancoEstado ha resuelto desde 1995 abstenerse de realizar operaciones crediticias con diputados y senadores”.

Foto: Paul Plaza/Aton Chile

LO QUE DICE LA CONSTITUCIÓN

Según detalla el artículo 60 inciso segundo de la Constitución Política, “cesará en el cargo el diputado o senador que durante su ejercicio celebrare o caucionare contratos con el Estado, o el que actuare como procurador o agente en gestiones particulares de carácter administrativo, en la provisión de empleos públicos, consejerías, funciones o comisiones de similar naturaleza”.

De esta manera, según explicó el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, “la Constitución es muy precisa respecto a este tema, los parlamentarios no pueden tener contrato con organismos del Estado”.

FINANCIAMIENTO DE CAMPAÑAS

El año 2016 tras el escándalo por los casos de corrupción en la política, se promulgó la Ley N° 20.900 que regula el financiamiento de las campañas electorales y detalla nuevas normas y procedimientos que dejan sin efecto el sistema de aportes directos a la cuenta bancaria del candidato, e insertan un nuevo sistema de recepción de aportes.

Con esto sólo se permite los aportes de personas naturales y se prohíbe aportes de personas jurídicas. Además, todo aporte personal debe ser depositado en la cuenta del Servicio Electoral, mediante comprobantes de depósitos de aportes y ninguna persona podrá aportar a un mismo candidato una suma que exceda del 10% del límite del gasto electoral fijado para la respectiva comuna.

En este contexto, Guillier aún no tiene abierta una cuenta bancaria habilitada por el Servicio Electoral para recibir aportes ya que recién cuando las candidaturas sean habilitadas por el Servel, el 2 de septiembre, podrá comenzar a recolectar recursos. En el comando del senador se han evaluado distintos mecanismos de financiamiento, entre ellos, generar espacios de recaudación ciudadana como cenas y eventos. Asimismo, se espera fortalecer una red de voluntarios para abaratar costos en el entendido que -en vista de las dificultades- la de Guillier sea una campaña austera.

/gap