El Gobierno de Corea del Norte habría contratado a unos 10 agentes de la KGB, la agencia de Inteligencia de la extinguida Unión Soviética (URSS), para proteger al líder Kim Jong-un, informó el periódico japonés Asahi Shimbun, que cita una fuente familiarizada con el gobierno norcoreano.

El régimen busca prepararse ante eventuales intentos de asesinato de su líder por parte de Estados Unidos y de Corea del Sur, sus principales enemigos.

De acuerdo con la misma fuente, un grupo de ex empleados de la agencia, que formó parte del departamento para la lucha antiterrorista de la KGB, fue invitado al país en febrero de 2017 con el objetivo de entrenar a los guardias de Kim Jong-un. El objetivo es detectar potenciales ataques terroristas de antemano y para contrarrestar este tipo de amenazas cuando se presenten.

/gap