Con todas las esperanzas puestas en que esta nueva operación permita darle una nueva vida a Cristián Puentes de 11 años quien era prioridad nacional para el trasplante de hígado, está su familia y el equipo médico de la clínica Sanatorio Alemán, desde donde indicaron que las condiciones del niño son mejores y que “no hay evidencia de infección”.

Así lo explicó, el médico jefe de la Unidad de Trasplante del Sanatorio Alemán, Franco Innocenti, “nuestro paciente hoy amaneció en condiciones discretamente mejores. El hígado funcionando en forma adecuada, conectado a ventilación mecánica, sin evidencia actual de infección.

Estamos un poco más optimistas que ayer y que el día anterior”.El 11 de agosto, Cristián fue sometido a una operación, sin embargo, el órgano no funcionó. Tras 13 días en estado crítico, apareció un nuevo donante, por lo que el viernes se realizó la intervención que duró más de 6 horas.

/gap