Con honores y rodeada del cariño de su familia, de sus compañeros de carrera y profesores, María Luisa Barrios, de 90 años, se tituló como Ingeniera en Ejecución Agrícola de la Universidad de Tarapacá, el tercer título de su vida.La ceremonia se inició con las palabras del Decano de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Vitelio Goykovic Cortés, quien destacó que una de las prioridades ha sido la formación de profesionales integrales, comprometidos con la sociedad, quienes deben velar por la producción de alimentos sanos para el consumo, cuidando además del medio ambiente.

De la misma manera destacó el desarrollo de la Facultad en materia de investigación, enumerando una serie de proyectos desarrollados en distintos puntos de la región.Posteriormente se tomó el juramento y se entregaron los títulos a los 28 nuevos profesionales, de los cuáles 25 eran ingenieros agrónomos y 3 ingenieros en ejecución agrícola.Luego se realizó la premiación a los alumnos destacados, recibiendo María Luisa Barrios la distinción máxima de su generación.

Al término de ceremonia los graduados lanzaron al aire el “birrete” con el cerraron la etapa universitaria para comenzar la celebración con sus familias.Al término de la ceremonia María Luisa Barrios dijo estar feliz por este nuevo hito en su vida, afirmando que “me siento honrada de haber compartido con gente joven, de adquirir nuevos conocimientos que me han permitido aprender a manejar mi predio.

Me siento 80 años más joven, estoy feliz y orgullosa”.Aunque reconoció que su prioridad hoy no es seguir estudiando, sí afirmó que se siente orgullosa y honrada de que su ejemplo pueda servir para motivar a los jóvenes a continuar con sus sueños.

“Mi vida universitaria ha sido una época feliz, pero hoy creo que quiero más bien seguir trabajando en mi parcela y continuar disfrutando a mi familia, a mis nietos. Sólo decir que querer es poder”, afirmó María Luisa.

Por su parte, su hijo Rodolfo Barbosa, aseguró que siente un profundo orgullo y satisfacción a ver que su madre ha terminado con éxito y honores su tercera etapa en la vida universitaria “estoy muy emocionado que la estemos acompañando en esta ocasión… nos entrega un tremendo estimulo, un ejemplo para soñar la vida que queremos y lo que queremos para nuestra región”.

Destacó que “El querer es poder ha calado tan profundo en nuestra familia que nos ha motivado a todos para ir tras nuestros sueños, lo que también hay hacerlo extensivo a toda nuestra comunidad. Malú es sin duda una tremenda madre, generosa, trabajadora y muy amante de la vida”.

En tanto, su nieto Matías Barbosa, dijo sentirse orgulloso de tener “una abuela 4×4. Ella nos motiva a seguir estudiando todos los días”.

En tanto, Katty Barbosa, cuarta nieta de Malú, afirmó que “estamos todos súper contentos, es una experiencia notable, me encanta, sobre todo porque algunos estamos recién empezando el trayecto de vida profesional”, concluyeron.

/gap