La Congregación Marista denunció ayer ante la justicia al religioso de Abel Pérez por 14 casos de abuso sexual contra menores de edad.

Pérez había confesado lo ocurrido en 2010, pero no fue hasta este año en que la Congregación lo denunció tras la movilización de alumnos de uno de los colegios en que habrían ocurrido los hechos, el Instituto Alonso de Ercilla. El otro es el Colegio Marcelino Champagnat, de La Pintana.

Según  un comunicado del 8 de agosto de la Congregación afirma que “nos dimos cuenta de que actuamos mal (porque el hombre había confesado en 2010 sus abusos al interior de la institución), y por eso, en una primera declaración dirigida a los profesores lo reconocimos y pedimos perdón”, expresó el delegado provincial en asuntos de abusos sexuales en la congregación, hermano Mariano Varona.Pérez fue separado de labores con niños en 2010 y los abusos se habrían extendido desde la década de los 70′ hasta ese año.

/gap