Las imágenes son crudas. Muestran el pie destrozado de Christina Fish, una joven que en 2014 perdió un dedo de su pie derecho luego de sufrir un accidente durante un show de Katy Perry en RaleighCarolina del Norte. La mujer había sido contratada como parte del staff de la gira Prismatic World Tour de la cantante para armar y desarmar escenarios.

En la noche del concierto, en Raleigh le pidieron ayuda para mover una pared, según consignó el sitio TMZ, que consiguió las imágenes que recorren los Estados Unidos. Su dedo quedó atrapado en ella y lo aplastó. Sintió cómo se le llenaba de sangre, a punto de creer que le iba a estallar. “Gracias a ti, sólo tengo 9 dedos“, tituló ese portal.

Fish señaló que se apartó y esperó por una asistencia que jamás apareció. Nadie de la organización llamó a una ambulancia o a algún médico para que la atendiera. El dolor era intenso, entonces se comunicó con un amigo que la llevó a una guardia hospitalaria.

/gap