El abanderado del pacto “La fuerza de la mayoría”, Alejandro Guillier, ha propuesto una serie de medidas para enfrentar el conflicto y la crisis que atraviesa la Región de La Araucanía. En el programa con el que inscribió su candidatura presidencial el pasado 4 de agosto, Guillier apuesta por profundizar y “perfeccionar” el Plan Araucanía impulsado por el gobierno de Michelle Bachelet y, asimismo, otorgar reconocimiento constitucional a todos los pueblos originarios del país.

En ese sentido, el aspirante a La Moneda apunta a un diálogo constructivo con todos los actores del conflicto. “Avanzaremos en un diálogo plural e inclusivo que escuche de forma permanente las inquietudes, propuestas, problemas y oportunidades que los pueblos originarios hacen presente al Estado chileno”, se lee en el documento.

Asimismo, Guillier compromete impulsar una ley que “asegure la representación especial en todos aquellos cargos de elección popular, en particular, los que busquen acceder al Congreso Nacional”.

El senador independiente ha señalado que en La Araucanía “hay violencia aguda, es grave, pero no responde al patrón de terrorismo”. Esta semana, sin embargo, cuestionó los protocolos de seguridad del gobierno para “desbaratar” a grupos que considera “minoritarios”.