El ex Presidente Sebastián Piñera se mostró “preocupado” por las “divisiones” que existirían al interior del gobierno tras el rechazo al proyecto minero Dominga, decisión que fue criticada públicamente por el ministro Rodrigo Valdés y el subsecretario de Hacienda Alejandro Micco.

“Cuando no se ponen de acuerdo, cuando se critican unos con otros, no hay un gobierno que pueda encausar ni dirigir y esto es particularmente grave porque la economía chilena está en un momento extraordinariamente grave, estancada, sin inversión”, dijo el candidato de Chile Vamos en un punta de prensa realizado en Chillán, en el marco de la gira regional.

El abanderado agregó que “le preocupa enormemente” esta situación porque “al fin y al cabo las consecuencias las pagamos todos los chilenos”.

/gap