Pepe Auth es tajante y para él la Nueva Mayoría no existe. Dejó de ser un conglomerado al ser incapaz de llevar un candidato presidencial único y una sola lista parlamentaria. Según el diputado (ex PPD) y experto electoral, es difícil que esta situación se recomponga para la segunda vuelta, ya que es vital el apoyo de la Democracia Cristiana para poder vencer a Sebastián Piñera en caso de que Alejandro Guillier, que marca mejor en las encuestas que Carolina Goic, vaya al balotaje.

¿Cómo ve el escenario electoral?

Muy disputado porque se trata de la primera elección con el nuevo sistema electoral y bajo las nuevas reglas de campaña en materia parlamentaria y en consecuencia todos los actores no saben exactamente como adaptarse. Los electores también van a presentarse por primera vez a esto que no es una simple reelección para los que son diputados o senadores, y tampoco una elección como las anteriores para los que son candidatos por primera vez porque hay diferencias importantes respecto del binominal que tienen que ver con la mayor competencia y con que los electores van a decidir que candidato de la UDI va a ser el diputado de la UDI, qué candidato del PPD va a ser eventualmente el diputado del PPD. Antes la cúpula directiva resolvía eso porque llevaba a un solo candidato y ya tenía el 50 por ciento asegurado de ser elegido. Esta en cambio va a ser una elección extremadamente competitiva, con un resultado incierto, con muchos más candidatos y por lo tanto, la oferta va a ser mucho más grande y en el contexto de una elección presidencial que se prevee muy estrecha y augura un buen nivel de participación.

¿Cree que la Democracia Cristiana saldrá perjudicada al no participar junto con la Nueva Mayoría en estas elecciones?

Más que por no ir por la Nueva Mayoría se va a ver perjudicada por tener una candidatura presidencial débil y por haber conformado una lista parlamentaria incompleta. Hay distritos donde presentó un solo candidato y no logró armar una lista competitiva, de lo contrario las expectativas serían buenas. Es seguro que la Democracia Cristiana va a elegir menos parlamentarios de los que tiene, aún considerando que crece en 35 el número de escaños. La DC eligió 22 de 120 y ahora podía elegir 17 de 155 lo que es una merma de su gravitación en la Cámara muy relevante.

¿La Democracia Cristiana puede perder distritos emblemáticos?

Hay distritos donde la Democracia Cristiana con una buena lista habría salido seguro y no lleva candidatos como en La Florida, Las Condes, La Reina. Hay muchos distritos en la tercera región que pudiendo llevar seis candidatos tienen uno solo. Lo que es más sorprendente es que el sector político del partido (la DC) que decidió ir a primera vuelta sin primarias prácticamente no puso candidatos en su lista parlamentaria. Es inverosímil porque se supone que el camino propio de llevar candidato presidencial a noviembre tenía que ir acompañado de poner toda la carne en el asador, de un esfuerzo gigantesco de mística y de orgullo partidario, y al final no hay ninguna carta segura  demócrata cristiana del sector progresista que esté compitiendo.

¿Por qué cree que dejaron de instalar candidatos en distritos claves?

Es una mezcla de falta de convicción y de que nunca se convencieron de su estrategia de que llevar un candidato a presidente obligaba a fortalecerlo con una lista parlamentaria propia. Yo creo que querían jugar en los dos bandos con un candidato presidencial propio y con la idea de abrazar al resto de los partidos en una lista única o combinar. Cuando tomas una decisión tan osada tienes que acompañarla de decisiones consecuentes y es evidente que no ocurrió así.

¿Eso se refleja en el caso de Arica donde tenían candidata pero salieron a apoyar a Insulza?

Si tienes una convicción y quieres que tu candidata presidencial tenga bases y soportes parlamentarios para hacer campaña en todo el territorio nacional tienes que tener candidatos que se la jueguen por ella y obviamente que apoyar a Insulza que está con Guillier no es la mejor estrategia.

¿Cuántos parlamentarios cree que va a lograr la Nueva Mayoría?

Alrededor de 70, pero la Nueva Mayoría no existe, no está más. No tiene candidato presidencial propio, tampoco acuerdo parlamentario y ni hablar de la Nueva Mayoría como un todo. Hay una lista de Guillier y hay otra de Goic, y entre ambos estimo van a sumar unos 70.

¿No ve a Guillier como el candidato de la Nueva Mayoría?

Es que no es el candidato de la Nueva Mayoría, no hubo. Está Alejandro que tiene el apoyo de una gran parte de quienes conformaron la Nueva Mayoría y hay otra candidata que es apoyada por la Democracia Cristiana que también era parte del conglomerado.

Se entiende que Guillier es el candidato de la Nueva Mayoría y que la DC se descolgó del conglomerado.

Claro, algo de verdad tiene eso, el juicio de la gente es muy importante, por eso Guillier tiene un respaldo mucho más grande que Carolina Goic porque es visto como el candidato de la centro izquierda y Carolina como la candidata del partido que decidió tomar su propio camino, y eso es parte del problema de Goic.

¿En segunda vuelta se podrá hablar de Nueva Mayoría?

Habrá que esperar, no sé si todos los factores se van a comportar del mismo modo, no tengo duda del electorado, la mayoría va a votar por el candidato que pase a segunda vuelta a competir con Sebastián Piñera, pero otra cosa son los actores públicos porque hace rato no vemos a un partido decir algo y que todos sus actores relevantes digan lo mismo. Yo no imagino a todos los miembros de la Democracia Cristiana, después de lo que han dicho algunos, plegándose a Alejandro Guillier.

Cuando dice que la Nueva Mayoría no existe lo noto desanimado, quizás desencantado.

Es un dato de la causa, dejó de existir porque una coalición se define por tener un programa común, un candidato presidencial común y al menos un acuerdo parlamentario. Si eso no existe obviamente no hay coalición, o por lo menos se fijó hora y día de término, lo que no significa que pueda reconstituirse, pero no será fácil porque no veo a todos los actores con disposición nítida y clara para construir un programa y una alternativa presidencial común en segunda vuelta.

¿Quiénes serían los más reacios a construir un programa en común?

Yo no sé si la totalidad de la Democracia Cristiana va a plegarse a la candidatura de Guillier si es que pasa a segunda vuelta y se convierte en alternativa frente a Sebastián Piñera. Yo preveo un debate bien intenso y algo parecido va a ocurrir en el Frente Amplio donde la conducta más predecible va a ser de libertad de acción, no creo que haya fondo político ni diseño estratégico para que decidan como organización y respaldar a Alejandro Guillier contra Sebastián Piñera porque veo a muchos sacando cuentas alegres porque les conviene más Piñera para ser oposición.

Entrevista de Carola Oyarce para El Muro

/gap