La Embotelladora Andina S.A. deberá pagar una multa de 20 UTM (alrededor de $1 millón) y una indemnización por daño emergente y moral a la persona que en la ciudad de Antofagasta encontró una mosca muerta al interior de una botella de bebida.

El insecto estaba en un envase sellado de dos litros y medio de la bebida de fantasía Fanta, que compró en un supermercado de esa comuna la afectada, Rosalía Hidalgo González.

Así lo determinó la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, confirmando con costas la sentencia que dictada el 7 de octubre del 2016 por el Segundo Juzgado de Policía Local, que en primera instancia condenó a la embotelladora.

Rosalía Hidalgo adquirió la bebida gaseosa el 18 de mayo del 2015, y al llegar a su casa se advirtió la presencia del insecto, el que flotaba al interior de la bebida sellada. El Laboratorio de Salud Ambiental de Antofagasta ratificó el hecho.

/La Nación

/gap